[Home] [Current Tables of Contents]

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]


Volume 54 / Humanities

LITERATURE: SPANISH AMERICA: Poetry


FRANCISCO CABANILLAS, Associate Professor of Spanish, Bowling Green State University
HÉCTOR JAIMES, Associate Professor of Spanish, North Carolina State University
JILL S. KUHNHEIM, Professor of Spanish, University of Kansas
OSCAR SARMIENTO, Associate Professor of Spanish, State University of New York, Potsdam
JACOBO SEFAMÍ, Associate Professor of Spanish, University of California, Irvine
LILIÁN URIBE, Professor of Spanish, Central Connecticut State University

MÉXICO

EN EL PERIODO QUE VA DE 2004 A 2007 continúa la tendencia a publicar antologías de poesía mexicana actual. En esta ocasión, han aparecido tres con diferentes aproximaciones: la de Gomes (item #bi2007002583#) es la más panorámica, puesto que incluye poetas de diversas generaciones; la de Cortés Bargalló (item #bi2008000730#) reúne poetas nacidos entre 1945 y 1974; y la de Guedea (item #bi2008000735#) se concentra exclusivamente en un grupo aun más joven, nacidos entre 1965 y 1979. También, llama la atención en este periodo la publicación de obras literarias en lenguas indígenas, fenómeno que surge hacia finales de la década de 1980, pero que ha tenido un auge en los últimos diez años. Las dos antologías reseñadas de Carlos Montemayor (items #bi2007002562# y #bi2008000740#) son importantes contribuciones en ese sentido. También, cabe destacar la antología de Gustavo Jiménez Aguirre (item #bi2007002563#), que reúne poemas sobre sitios y monumentos arqueológicos indígenas.

De los libros individuales reseñados en este periodo, es importante la aparición de la poesía reunida de Gerardo Deniz (item #bi2008000739#), un escritor singular en México, prototipo de la erudición y de la parodia antipoética, admirado sobre todo por los poetas de las nuevas generaciones. La gran mayoría de los escritores reseñados en este periodo han nacido en las décadas de los cuarenta y cincuenta: Homero Aridjis (1940) (item #bi2007002599#), Francisco Hernández (1946) (item #bi 2007002587#), Luis Roberto Vera (1947) (item #bi2008000786#), Marco Antonio Campos (1949) (item #bi2007005014#), David Huerta (1949) (item #bi2008000751#), Francisco Serrano (1949) (item #bi2007002572#), Eduardo Hurtado (1950) (item #bi2007002803#), Alberto Blanco (1951) (item #bi2007002584#), Eduardo Langagne (1952) (item #bi2007002577#), Eduardo Milán (1952) (item #bi2008004744#), Carmen Boullosa (1954) (item #bi2008000750#), Myriam Moscona (1955) (item #bi2008004745#) y Tedi López Mills (1959) (item #bi2008004743#). También se incluyen ocho reseñas de autores nacidos en los sesenta y setenta: Rocío González (1962) (item #bi2008000744#), Claudia Hernández de Valle-Arizpe (1963) (item #bi2008000749#), Cristina Rivera Garza (1964) (item #bi2008004746#), Luis Vicente de Aguinaga (1971) (item #bi2007002575#), Ana Márquez (1971) (item #bi2008000791#), María Rivera (1971) (item #bi2007002585#), Rocío Cerón (1972) (item #bi2008000745#) y Alejandro Tarrab (1972) (item #bi2008000796#). Es de notar que dos poetas de esta última generación han obtenido el prestigioso Premio Nacional de Poesía Aguascalientes (Aguinaga y María Rivera).

En cuanto a los libros de crítica, se advierte que los poetas de los cuarenta y cincuenta comienzan a ser estudiados con mayor detenimiento, ya sea como generación [ver el libro de Alí Calderón (item #bi2008004747#) en torno a los poetas nacidos en el cincuenta o como estudios dedicados a poetas específicos ver libros de Paredes (item #bi2008000766#) y Valdivia (item #bi2008000771#)]. Por otra parte, sigue saliendo crítica que atiende la obra de Octavio Paz [ver el libro de Elsa Cross (item #bi2005003578#) o la edición de Escalante y Gimate-Welsh (item #bi2008004748#) o la de los poetas de Contemporáneos sobre Gilberto Owen (item #bi2008000776#)]. [JS]

EL CARIBE

Abriendo nuevas brechas, como en el caso de una antología para la metapoesía dominicana de los años 90 (item #bi2007003180#), y abonando sobre caminos que es necesario mantener abiertos y transitables, como en el caso, entre otros, de una antología para el sistema poético del cubano Lezama Lima (item #bi2007003189#), y el de la antología que celebra cuatro décadas de poesía social en Puerto Rico (item #bi2007003190#), el flujo de la poesía caribeña se mantiene en continua dispersión y proliferación. En el más hermosamente interdisciplinario de los casos, se le rinde homenaje a un poemario de Francisco Matos Paoli (item #bi2007003150#) desde la crítica y las artes visuales.

En el caso de la poesía puertorriqueña, cabe subrayar, como parte del flujo de voces nuevas que, desde los noventa, vienen reclamando un espacio literario, la resonancia de Javier Ávila (item #bi2007003194#), escritor de fino conceptismo; como parte del reflujo de las voces establecidas, cabe subrayar la obra poética de Juan Antonio Corretjer (item #bi2007003154#). En el caso dominicano, la poesía de José Mármol se reafirma en su perseverancia filosófica (item #bi2007003176#); y, como justicia literaria, se rescata del olvido un poemario del desaparecido antitrujillista, Fredy Miller. En el caso de la poesía cubana, desde un vanguardismo establecido, destacan los dos libros de Lorenzo García Vega (items #bi2007003126# y #bi2007003127#), ventanas a un mundo cultural cubano con raíces en los años cincuenta; el universo en expansión semántica de José Kozer (item #bi2007003159#), y los poemas políticos de Raúl Rivero (item #bi2007003162#). [FC]

COLOMBIA y VENEZUELA

Durante este período se consolidan voces poéticas que hasta ahora no habían alcanzado mayor resonancia en Latinoamérica y el mundo, y habían sido reducidas a lecturas de especialistas y lectores aislados. En parte, esta consolidación se debe a la excelente labor editorial de la Universidad Nacional de Colombia, la cual viene editando poesía de ese país desde hace algún tiempo. Asimismo, estas voces reflejan un estilo no canónico, exploratorio y muy personal, lo cual contribuye precisamente a definir y redefinir la historia literaria de Colombia y Venezuela. Entre ambos países, Colombia muestra una producción editorial más activa; en Venezuela, por lo general, la producción poética ha sido delegada a "editoriales alternativas", las cuales carecen de medios eficientes de distribución. Entre las voces poéticas más destacadas en Colombia encontramos a Raúl Gómez Jattin, Fernando Hernández Vélez, Carlos Obregón, Juan Manuel Roca, Álvaro Rodríguez Torres, y Armando Romero; y en Venezuela a Leandro Area y Alfredo Camejo.

Por otro lado, es perentorio señalar que en este período abundan las antologías poéticas, entre las que se destacan Amanecer en el Valle del Sinú: antología poética de Raúl Gómez Jattin (item #bi2007002136#), Cantar de lejanía: antología personal de Juan Manuel Roca (item #bi2007002099#), y Poesía colombiana: antología esencial editada por Ramón Cote Baraibar (item #bi2007002107#). Estas antologías expresan la consolidación de dos importantes poetas colombianos, así como el reconocimiento de una tradición poética viva. De la misma manera, suben a la palestra A vista del tiempo: antología poética, 1961–2004 de Armando Romero (item #bi2007002113#) y Estuario: libro recobrado de Carlos Obregón (item #bi2007002115#). En la primera antología, Romero muestra un panorama completo de su poesía y aproximaciones poéticas, donde prevalece el aspecto lúdico, la ironía, y la experimentación verbal. Con la publicación de Estuario, se rescata a una voz casi olvidada de la poesía colombiana, pero no por ello insignificante. Aunque Carlos Obregón solamente publicó otro poemario, Distancia destruida (1957), su obra refleja una vigencia literaria y estética de gran importancia para todo tipo de lector. Por otro lado dos poemarios de Juan Manuel Roca, Las hipótesis de Nadie: libro inédito (item #bi2007002133#) y Cantar de lejanía: antología personal, ponen en evidencia la actividad poética de la poesía colombiana de este importante poeta, quien participa en festivales internacionales de poesía y dirige talleres literarios. Por último, aunque en Venezuela se destaquen las obras de dos poetas no profesionales, Leandro Area y Alfredo Camejo, no por ello dejan de aportar al quehacer literario. En Mía poesía: antología personal (item #bi2007002127#), Area reúne sus poemas de ponen de manifiesto una sensibilidad universal; asimismo, en Tan lejos como aquí (item #bi2007002121#), Camejo deleita al lector con imágenes bien logradas y una reflexión inmanente. [HJ]

PERU

Peruvian poets continue to offer their readers an ample and diverse array of styles and topics, making it difficult to select highlights from works produced in the last several years. The success of this genre in Peru has been reinforced by recent international recognition via poetry prizes: Carlos Germán Belli was awarded the Pablo Neruda Prize, and Blanca Varela the García Lorca International Prize in Poetry. In the years covered by this review (2001–06), several canonical 20th-century poets (Belli, items #bi2006000304# and #bi2007002961#; Eielson, item #bi2007002489#; Adán, item #bi2006000326#), published important works or their collections were re-edited, making them more accessible to contemporary readers. There were two new works about early 20th-century poet, Carlos Oquendo de Amat, as well, testifying to the ongoing impact of the Peruvian avant garde (items #bi2006000349# and #bi2007002493#). There were also intriguing new books by recognized poets, many of whom combine traits from the avant garde with a tendency toward social poetry, such as Troiano (item #bi2007002954#), Santiváñez (item #bi2007002955#), Hinostroza (item #bi2007002967#), and Toro Montalvo (item #bi2006000319#). Several illuminating anthologies also appeared to entice new and continuing readers with a bird's-eye view of their areas: González Vigil's book on the avant garde (item #bi2006000346#), Armijos' selection from La torturga ecuestre (item #bi2006000304#), Pantigoso's look at the 90s generation (item #bi2006000340#), Jiménez's collection of 37 poets (item #bi2006000313#), and Ocampo Zamorano (item #bi2007002495#), whose collection features women's writing of the first part of the 20th century. This last book is particularly notable for underscoring female contributions to Peruvian letters, and it leads me to highlight several books published in recent years, for they reveal that women's writing is not narrowly focused on the body or "female experience," as it has been categorized in some anthologies of the past, but displays a range of techniques used to develop varied subject areas.

Gloria Mendoza Borda's collection, Q'antati deshojando margaritas, is notable for its development of Andean themes using Spanish and indigenous languages (item #bi2007002965#). Q'antati is the Aymara word for dawn, and while stripping daisies recalls love poems, these poems are not amorous in any traditional sense; the only possible lover is poetry itself, addressed in several poems as an intimate friend or confidante. Mendoza has commented on the influence of Oquendo in her work, which may be found in her use of images and the marked importance of the visual (his name is mentioned in several poems). Rivers, lakes, wind, mountains, and earth all portray "la naturaleza viva," the poet's term for a painting that reveals the painter's inner world through its representation of nature, much as Mendoza does in her lyric. She has a direct, unadorned style, punctuated by line breaks and white space; its occasional difficulty comes from cultural distance made apparent in the combination of languages. These are poems from the provinces, not Lima, portraying a rural rather than urban environment (in this her work may be related to that of Cancino, item #bi2006000303#).

Younger poet, Roxana Crisólogo, delves into the metropolis in Ludy d (item #bi2007002492#). The title evokes a character who confronts the "insondables desiertos de lima." She is one woman who represents others and identifies with them as she is remembered and dreamed by a poetic speaker who creates a lyrical portrait through this series of vignettes. The poems depend on images that are reminiscent of video clips in the longer depiction of illusion and disillusion in this collection. Though the book's title implies playfulness, these poems are embedded with social experiences that are anything but playful. The poet's only punctuation is the question mark, and her exclusive use of lower case letters implies an egalitarian perspective, perhaps intimacy, or even blog-writing. On her Web page Crisólogo notes that she is currently working on video poems that will present "poéticas visuales de la resistencia" and her interest in mass culture and video is apparent in these poems.

Yolanda Westphalen, the most recognized of these three poets, is from the same generation as Blanca Varela. Critics have remarked on two general stages in her work, one of pain and tragedy, followed by a sonorous resurgence of hope. Her latest book, Silencio de piedra, combines these two strands (item #bi2006002532#). Here the poetic speaker pleads to be tied to her memory (like Ulysses to the mast), unwilling to let grief diminish as it means loss; she prefers to savor it. These are condensed poems and the lines are fragmentary, drawing attention to individual words, dropped like stones into water. In them Westphalen continues to explore the paradoxes of presence and absence, language and silence, memory and forgetting. Memory here is not distanced by nostalgia, but achingly intense.

Another significant trend apparent in this collection of books is the importance of visual aspects in poetry. This is evident in the video-like images in Crisólogo's work, in Toro Montalvo's typography, some of Hinostroso's more concrete poems, López Degregori's use of photographs (item #bi2006000345#), and in Corcuera's work's dialogue with Tsuchiya (item #bi2006000305#). In each of these books, poetry interacts with visual culture, not competing with it, but incorporating it to create something new.

Finally, it is important to note the role of the Internet in circulation of poetry, a resource not covered by book reviews that is significant to the transnational circulation of poetry today. Some places to begin exploring the Web relative to Peru are: Paul Guillén's Sol negro (http://sol-negro.blogspot.com/), Ciberayllu (http://www.ciberayllu.org), and urbanotopia (http://www.urbanotopia.blogspot.com). [JK]

CHILE

La poesía chilena manifiesta su vitalidad tanto por la diversidad y magnitud de las voces de autores recientes como por la exigente producción de los poetas más reconocidos. La vigencia de esta poesía se evidencia en su interés por reexaminar el pasado como fuerza productiva que entronca con un presente cada vez más heterogéneo, multicultural y global. El magnetismo de esta poesía reside en su obsesión por indagar alternativas al discurso poético trivial dado al lugar común y también en su obsesión por poner de relieve el carácter aleatorio, condensador, disparatado y excéntrico del texto poético.

La publicación de las obras completas de Pablo Neruda, volúmenes I y II (items #bi2008000710# y #bi2008000715#), editada por Hernán Loyola, es un acontecimiento mayor en términos de la preservación y estudio pormenorizado de la poesía de Neruda. La recopilación de escritos ensayísticos de Gabriela Mistral, Pensando a Chile (item #bi2007001813#) editada por Jaime Quezada, reitera el esfuerzo crítico llevado a cabo en la última década por presentar la figura pública y privada de la poeta de una manera histórica vigente, cambiante y progresista.

La poesía de Gonzalo Rojas reitera en Esencial... (item #bi2007002399#) su atractivo añadiendo valiosos poemas a ese libro único que el poeta reescribe desde hace décadas.

En términos de antologías que recopilan textos de poetas chilenos con una extensa obra, es necesario mencionar El blasfemo coronado (item #bi2007001811#) de Humberto Díaz Casanueva porque es una excelente y amplia muestra de la maestría de un poeta que reconoció en la voluntad onírica surrealista el resurgimiento de un potencial poético riguroso. El legado de este autor consiste en reafirmar las visiones y el carácter oracular y lúdico del poeta como sujeto alucinado y estrambótico. También El viejo laurel (item #bi2007001824#) de Armando Uribe Arce realiza una oportuna revisión panorámica de una poesía epigramática por definición que nunca pierde de vista su condición culta, local, mundana y ciudadana.

La serie de lecturas "Chile Poesía" en el 2006 celebraron la figura de Ludwig Zeller, poeta y artista visual de vertiente surrealista, quien luego de una larga temporada en Canadá ahora reside en México. En su libro Oaxaca en sueños y otros poemas, Zeller revela una mirada meditabunda y claramente alerta frente a las culturas indígenas ancestrales de México, a sus habitantes y circunstancias (item #bi2008004741#).

El año 2006 marcó el fallecimiento de la poeta Stella Díaz Varín (1926–2006), figura legendaria a partir de los años cincuenta. Su libro Los dones previsibles (1992) obtuvo el primer premio "Pedro de Oña" en 1993. También falleció el reconocido poeta Gonzalo Millán (1947–2006) quien pasó años de exilio en Canadá y escribió una poesía caracterizada por el valor de la palabra escueta.

Un acontecimiento singular dentro de las publicaciones del período es Una nota estridente, libro recobrado de poemas de Enrique Lihn (item #bi2008004735#). Esta publicación revive el esplendor díscolo del poeta que rehúsa convertirse en profeta pagado por el orden de turno y se adhiere a causas excéntricas, con la fuerza de una honestidad ácida, a toda prueba.

En términos de poetas con una presencia clara desde mediados del siglo XX la reedición de Versos robados (item #bi2007002394#) de Oscar Hahn pone de manifiesto la preocupación del poeta por establecer un vínculo con otras posibilidades de lo real que quiebran el marco de lo cotidiano para subvertirlo y con las cuales el poeta se comunica insertando su palabra en la veracidad de la experiencia de lo fantástico. En El poema en el poema (item #bi2007002396#) Efraín Barquero vuelve a examinar las experiencias de lo cotidiano—su fuerza material—de manera esencial y trascendente. En El mensajero: Cortejo y Epinicio II (item #bi2007002393#) y País más allá (item #bi2007001825#), David Ronsenmann Taub condensa una serie de visiones en un lenguaje alusivo, críptico, que adquiere el aura de un mundo poético personal, íntimo, al que se accede jugando a descifrar los elementos del texto como si fueran los componentes de un rompecabezas místico.

Los poetas más recientes amplían el abanico de opciones de la poesía chilena. Cecilia Vicuña en I tú (item #bi2007002388#) construye el poema como un collage de palabras en que medita sobre el lenguaje, el cosmos, la relación íntima y misteriosa entre seres y signos. Claudio Bertoni en Harakiri (item #bi2007001810#) continúa en la tradición del epigrama con un lenguaje suelto y citadino centrado en lo existencial. Eugenia Brito en Extraña permanencia (item #bi2007002397#) se sitúa dentro de una apretada prosa barroca para emitir un mensaje discordante frente a la norma. Cabe destacar el singular logro de Carmen Berenguer en Mama Marx (item #bi2008004739#) por cuanto su libro es una condensación única de voces alternativas que despliegan la experiencia múltiple y discordante de la ciudad latinoamericana. Jorge Montealegre plasma una vívida y aguda relectura generacional de Ernesto "Che" Guevara como figura heroica de trágicas dimensiones en Huesos (item #bi2008000720#). Por último, en Pewma dungu = Palabras soñadas (item #bi2007002395#) Leonel Lienlaf presenta la experiencia indígena de una manera sucinta, escueta, que evitando el facilismo ampuloso, se vuelve una intensa muestra del poder evocador de la poesía. [OS]


Go to the:


Begin a Basic Search | Begin an Expert Search

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]

Library of Congress
Comments: Ask a Librarian (07/09/14)