[Home] [Current Tables of Contents]

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]


Volume 60 / Humanities

LITERATURE: SPANISH AMERICA


Drama

MARIO A. ROJAS, Associate Professor of Modern Languages, Catholic University of America
SANDRA M. CYPESS, Professor and Chair, Department of Spanish and Portuguese, University of Maryland, College Park


EL TEATRO HISPANOAMERICANO continúa su movimiento ascendente. Este fenómeno puede observarse no sólo en la producción de textos dramáticos, sino también en la gran cantidad de textos escritos que son llevados a la escena. Un claro ejemplo de este crecimiento es la proliferación de festivales y concursos de dramaturgia locales, nacionales e internacionales de teatro que todos los años se realizan en distintos puntos de Hispanoamérica. De este modo, el teatro ya no llega sólo a un receptor-lector, sino a un receptor-espectador que tiene el privilegio de asistir a espectáculos de bajo costo (y aun gratis como sucede en el Festival Internacional de Teatro que bienalmente se celebra en Santo Domingo), generalmente financiado por las municipalidades y gobiernos que valoran la importancia del teatro no sólo como una expresión artística áurica (en vivo e irrepetible), sino también como un importante vehículo para dar a conocer y reflexionar sobre el entorno social, cultural y político de nuestros pueblos. A través del teatro se puede apreciar la diversidad que atraviesa de norte a sur nuestro continente, pero también los lazos profundos que afianzan un idioma común y varios siglos de historia cultural compartida. En efecto, el teatro es una de las expresiones artísticas más sensibles al registro de acentos y matices culturales e ideológicos que entretejen el multifacético ser hispanoamericano.

Es conveniente destacar un fenómeno singular: a pesar de las crisis económicas que sufren los países de la región, como un mal endémico, y que han recrudecido últimamente, todavía se realizan festivales, simposios, conferencias y foros en que participan dramaturgos, directores y críticos de diversos países. Un caso ejemplar es el del gobierno de Argentina, que en medio de una de sus peores crisis económicas, sigue apoyando el teatro bonaerense y de provincias mediante subvenciones, que aunque mínimas, hacen posible que el teatro continúe vivo, como un medio de entretenimiento, de preservación de tradiciones culturales identitarias y también como un puente que facilita la integración cultural avanzada por el ímpetu globalizador que, cada vez más, conecta apartadas y dispares regiones del planeta. Un caso ejemplar de lo dicho es un encuentro de dramaturgos de toda América Hispana, quienes en noviembre del 2002, se reunieron en Buenos Aires para exponer sus poéticas teatrales y su posición escritural frente al mundo de hoy. También en Argentina se realiza anualmente un congreso iberoamericano de teatro, organizado por la Universidad de Buenos Aires y GETEA, bajo la dirección de Osvaldo Pellettieri, del cual se publica una selección de las ponencias presentadas. En Chile, cada verano se realiza el Festival Internacional de a mil, en el cual con un coste de menos de dos dólares, los espectadores tienen fácil acceso a numerosos espectáculos chilenos y extranjeros. En los Estados Unidos, las conferencias de teatro que realiza George Woodyard en The University of Kansas reúnen a académicos de Estados Unidos y Latinoamérica para dialogar sobre el estado actual del teatro hispanoamericano.

A las revistas GESTOS (Univ. of California at Irving), Latin American Theatre Review (The Univ. of Kansas) y Ollantay (Ollantay Press, New York), se suman otras de Latinoamérica como Conjunto de Cuba, Apuntes de Teatro de Chile, Teatro XXI y Teatro del Sur de Argentina, Escenografía de México, Escena de Costa Rica y otras más recientes como Paso de Gato de México, y El monstruo del entremés de Santo Domingo, que publican ensayos, divulgar obras inéditas, y reseñan importantes eventos teatrales que se realizan en Hispanoamérica y Estados Unidos. El Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT) tiene sitio en Internet (http://www.celcit.org.ar/) que además de la Revista de teatrología, técnica y reflexión sobre la práctica teatral iberoamericana, ofrece una amplia colección textos de dramaturgos latinoamericanos y sendos comentarios, críticas y noticias constantemente actualizados. En otros países, a escala nacional se hace lo mismo. Tal es la gestión iniciada por César de María, Perú, quien tiene un sitio de Internet (http://www.geocities.com/teatroperuano/) con obras de dramaturgos de su país. Por su parte, el sitio http://www.telon.cl/ mantiene al navegante de Internet al día en todo lo que pasa en el mundo teatral chileno, incluyendo reseñas que aparecen en periódicos que generalmente son de difícil acceso cuando se las busca por otros medios.

A escala individual, muchos dramaturgos, directores, y grupos teatrales disponen igualmente de un sitio o página de Internet en la que se puede encontrar un repertorio de obras, de espectáculos y sus respectivas críticas. Sin dudas, la red informática constituye en la actualidad una importante fuente para investigadores que desde Estados Unidos o Europa, buscan contactos o información para sus pesquisas sobre teatro hispanoamericano.

En cuanto a las obras teatrales y estudios críticos publicados en América del Sur hay varias antologías que reúnen las obras de conocidos dramaturgos como Roberto Cossa, Javier Daulte, Carlos Gorostiza, Leopoldo Marechal, Marco Antonio de la Parra, Eduardo Pavlovsky, Carlos Veronese, y Víctor Viviescas (ítems #bi2001001712#, #bi2001001717#, #bi2001001825#, #bi2001001724#, #bi2001001746#, #bi2001001743#, #bi2001001755#, y #bi2001001833#), que compilan textos de dramaturgos de un país (ítems #bi2001001744# y #bi2001001750#), o antologías que incluyen autores de varios países (ítem #bi2001001854#).

Hay dramaturgos establecidos que siguen publicando obras o reeditando otras, como es el caso de Buenaventura (ítem #bi2001001709#), Cossa (ítem #bi2001001712#), Gorostiza (ítem #bi2001001825#), Halac (ítem #bi2001001844#), Pavlovsky (ítem #bi2001001743#), y Romero (ítem #bi2001001733#). Entre los más jóvenes que han sido reconocidos por la crítica por la calidad de su escritura escénica, cabe mencionar a Daulte (ítem #bi2001001717#), De la Parra (ítem #bi2001001746#), y Veronese (item #bi2001001755#).

Mención especial merecen las publicaciones de las obras dramáticas completas del poeta vanguardista peruano César Vallejo (ítem #bi2001001701#), cuyo teatro vanguardista no ha sido estudiado como se lo merece, la antología de seis obras de La Candelaria (ítem #bi2001001715#), un grupo fundamental en la historia del teatro colectivo hispanoamericano y las obras dramáticas completas de Marechal (ítem #bi2001001724#), un destacado novelista argentino que también escribió excelentes obras teatrales.

El teatro hispanoamericano se ha posicionado frente a las ondas expansivas de la globalización, por lo menos, de dos maneras. Primero hay aquellos dramaturgos que, en reacción a la tendencia mundialista que busca lo universal borrando fronteras, cargan sus obras con un fuerte énfasis en aquellos aspectos que consideran parte del patrimonio nacional que dan un sentido de pertenencia y estabilidad. Por otro lado, están los que intentan adaptarse a las demandas de un mercado internacional que les ofrece nuevos espacios más allá de las fronteras de su país, ya sea exportando un teatro folclórico o con matices mágico-realistas, siempre atractivo al imaginario foráneo, o empleando códigos estéticos que responden a un gusto más amplio que el local.

En torno a la crítica teatral sudamericana, se destacan los ensayos de Juan Andrés Piña y Luis Ordaz (ítems #bi2001001857# y #bi2001001741#) que comentan espectáculos de sus respectivos países y que pueden ser de especial interés para los investigadores cuyo objeto de estudio es la escena del texto dramático o literario. También vale destacar la antología crítica de Jaramillo y Yepes (ítem #bi2001001854#). [MR]

En cuanto a México, América Central, y El Caribe, en general, los dramaturgos mexicanos son los que tal vez muestran más audacia en el uso de un lenguaje popular, urbano y sus referencias a temas de la sexualidad (ítems #bi2003002714# y #bi2003002717#). Otra observación general tiene que ver con la variedad del regionalismo y el uso del inglés en textos tanto de la frontera mexicana con los Estados Unidos como en la Cuba de Castro. A veces es natural, pues así hablan, pero también los dramaturgos quieren enfocar la influencia cultural estadounidense y comentar los peligros del imperialismo cultural (ítem #bi2003002594#).

En México como en Cuba, Puerto Rico, la Republica Dominicana, durante estos últimos años los dramaturgos consagrados y prolíficos, como Vicente Leñero, Luisa Josefina Hernández, y Sabina Berman, entre los mexicanos; Nicolas Dorr, Matías Matos Huidobro, entre los cubanos, y en Puerto Rico, Roberto Ramos Perea; siguen escribiendo obras nuevas y ricas. Es importante observar la aparición de un grupo bien nutrido de dramaturgos más jóvenes como Estela Leñero Franco (Insomnio, 1993), Un día en la vida de Catalina (1994) de Berta Hiriart, y Las tremendas aventuras de la capitana Gazpacho (1998) de Gerardo Mancebo del Castillo.

Para ser publicados ya no tienen que venir a estrenarse en DF. sino que pueden participar en concursos teatrales o talleres convocados en otras provincias del país, como Querétaro (ítem #bi2003002727#), Guadalajara (ítem #bi2003005674#), Tijuana (ítem #bi2003006588#), Nuevo León (ítem #bi2003004424#) u otras de "tierra adentro," como se ve en la antología de Ricardo Pérez Quitt (ítem #bi2003002735#). Otro aspecto que resalta es la tendencia postmodernista de varias piezas que se manifiesta en el empleo de referentes enmarcados en la literatura universal o en la historia (ítems #bi2003002595#, #bi2003005679#, #bi2003002716#, #bi2003002738#, #bi2003002722#, #bi2003002734#, #bi2003002728#, y #bi2003005676#). No se trata de una simple reescritura sino una crítica mordaz que a veces incluye también como personaje al autor de la obra original, como vemos en Vicente Leñero o Fundora Hernández. [SC]


Go to the:


Begin a Basic Search | Begin an Expert Search

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]


Library of Congress
Comments: Ask a Librarian (11/28/11)