[Home] [Current Tables of Contents]

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]


Volume 54 / Humanities

LITERATURE: SPANISH AMERICA


Poetry

FRANCISCO CABANILLAS, Assistant Professor of Spanish, Bowling Green State University
LUIS EYZAGUIRRE, Professor of Spanish, University of Connecticut-Storrs
NORMA KLAHN, Associate Professor of Spanish, University of California, Santa Cruz
PEDRO LASTRA, Professor of Spanish, State University of New York at Stony Brook
JOSÉ MIGUEL OVIEDO, Trustee Professor of Spanish, University of Pennsylvania
OSCAR RIVERA-RODAS, Professor of Spanish, University of Tennessee, Knoxville
ARMANDO ROMERO, Professor of Spanish, University of Cincinnati
LILIAN URIBE, Assistant Professor of Spanish, Central Connecticut State University

GENERAL

LA LECTURA CRITICA DE LA POESIA hispanoamericana ha experimentado una estimable ampliación en este período, pues a las sostenidas preocupaciones por la obra de autores establecidos, especialmente del modernismo y de la Vanguardia, ha venido a sumarse el buen resultado de una necesaria atención por poetas más cercanos en el tiempo. En el primer caso, deben mencionarse los trabajos dedicados a R. Darío (item bi 92019449), J. Herrera y Reissig (item bi 94001582), A. Storni (items bi 93006956, bi 92013790 y bi 92013786), G. Mistral (item bi 92017805), C. Vallejo (items bi 93006559 y bi 93006553), V. Huidobro (items bi 92017774 y bi 92017773), P. De Rokha (item bi 92017763), J.L. Borges (item bi 92000716) y P. Neruda (item bi 92017775); en el segundo, los aportes críticos sobre la poesía de E.A. Westphalen (item bi 93006568), N. Parra (items bi 92017784 y bi 94014601), G. Rojas (items bi 94014600 y bi 94001449), Julia de Burgos (item bi 92019428), O. Orozco (item bi 90009658), E. Diego (item bi 92014454) y A. Pizarnik (item bi 93002341). Entre los estudios más meritorios dedicados específicamente a la poesía femenina sobresale el libro Las poetas del buen amor (item bi 94001580), en el que se incluyen análisis de la escritura transgresora de Sor Juana, D. Agustini, J. de Ibarbourou y A. Storni. La modalidad literaria de la entrevista está muy bien representada en los libros que recogen diálogos con A. Berenguer (item bi 92012665), C. Soto Vélez (item bi 92019416), N. Parra (item bi 94014601) y en el volumen Conversaciones con la poesía chilena (item bi 94013993).

Un tema relevante en el período fue el estudio de los manifiestos, proclamas y polémicas de la Vanguardia. Cuatro libros notables reúnen y procesan críticamente un riquísimo material del momento de insurgencia de los movimientos renovadores en Hispanoamérica (items bi 91000992, bi 94001584, bi 94001564 y bi 94001563). Desde luego, algunos documentos centrales de la Vanguardia se repiten en los cuatro volúmenes, pero las variadas perspectivas de los autores - tanto en los criterios de selección como en las valoraciones - acrecientan el interés de esos libros que dialogan entre sí.

Cuatro poetas recibieron importantes distinciones internacionales y nacionales: el Premio Juan Rulfo fue otorgado a Nicanor Parra en 1991 y a Eliseo Diego en 1993, y Gonzalo Rojas mereció el Premio de Poesía Reina Sofía, de España, en 1992, el mismo año en que le fue conferido en Chile el Premio Nacional de Literatura. José Emilio Pacheco recibió en México el Premio Nacional de Literatura y Lingüística (1992).

En el campo de la bibliografía, la contribución mayor es el libro de Jacobo Sefamí (item bi 92003255), un instrumento auxiliar de primer orden para el estudioso de la poesía actual. También lo son las competentes bibliografías que la revista Inti incluye a menudo en sus entregas periódicas: en el último tiempo han aparecido en sus páginas las de C.G. Belli, J. Gelman y G. Rojas, entre otras.

La bibliografía y las notas sobre la producción poética y crítica de Centroamérica correspondientes al período considerado en este volumen de HLAS serán incluídas en el volumen 56. [PL]

MEXICO

En México la poesía se mantiene viva gracias a una minoría entusiasta de lectores, editoriales y críticos, y es dentro de ese marco de referencia que resaltan aún más la calidad y la cantidad de poemarios aparecidos en los inicios de los '90. Los premios, por otra parte, constituyen un justo reconocimiento para este género poco comercial y que según algunos autores como Homero Aridjis se encuentra cada vez más marginado. El Premio Nacional de Literatura y Lingüística otorgado a José Emilio Pacheco en 1992 es por eso doblemente significativo: no sólo destaca la importancia de una producción notable sino también la de la poesía misma como actividad creativa.

Gerardo Deniz y Vicente Quirarte compartieron el Premio Xavier Villurrutia de 1991 por Amor y Oxidente y El ángel es vampiro, respectivamente (items bi 94014191 y bi 94013306). El Premio Nacional de Aguascalientes promueve la obra de las jóvenes generaciones: lo han recibido Jorge Esquinca con El cardo en la voz (item bi 92020090), Ernesto Lumbreras con Espuelas para demorar el viaje (item bi 94014214) y Fabio Morábito con De lunes todo el año (bi 94013318). El Premio Nacional Jaime Sabines le fue concedido en 1992 a Elsa Cross.

Las antologías siguen siendo el mejor vehículo para dar a conocer la obra de poetas ya establecidos (items bi 92020089, bi 94013814 y bi 94013279). La poesía escrita por mujeres encuentra lectores no sólo en México sino más allá de la frontera y en importantes traducciones (items bi 92020112, bi 93013789 y bi 94016780). Especial mención merecen las obras de poetas conocidas como Elsa Cross (item bi 92020121) y Silvia Tomasa Rivera (item bi 94014295) y las de autoras que empiezan a ser apreciadas por la crítica, como Isabel Quiñones (item bi 92020116) y Perla Schwartz (item bi 94015255).

Poetas mayores como Octavio Paz, Rubén Bonifaz Nuño y Jaime Sabines estuvieron muy presentes en este panorama con nuevas ediciones (items bi 92020076, bi 94012841, bi 94013997 y bi 94014308) y en la producción crítica que suscitaron (items bi 93019668 y bi 89012869). [NK]

EL CARIBE

Si bien no se puede hablar de una temática "nueva" ni de un movimiento "nuevo" en la poesía del Caribe de los últimos años, hay que subrayar que la poesía femenina y también feminista constituye lo más novedoso. Se destacan poetas de una promoción muy joven, como la puertorriqueña Mayra Santos Febre (items bi 93019436 y bi 93014435), cuya poesía registra, simultáneamente con lo femenino, la autorreflexión poética. En otras escritoras más establecidas de Puerto Rico, como Olga Nolla (item bi 93014416) y Etnairis Rivera (item bi 93014405), la lectura mitológica y filosófica, respectivamente, establece una complicidad con lo femenino.

Además de la poesía femenina y feminista, hay que señalar la presencia de la poesía homosexual del puertorriqueño Manuel Ramos Otero (item bi 92019443), la metapoesía del cubano José Pérez Olivares (item bi 93014460), la "cienciapoesía" del cubano Rafael Catalá (item bi 92019426) y la poesía de crítica histórica del dominicano Tomás Castro (item bi 93020849).

Entre los poetas establecidos, cabe señalar la publicación de Cuatro de oros, de Eliseo Diego (item bi 92019411), y la de Las pequeñas muertes, de Francisco Matos Paoli (item bi 92019434). Se reeditan dos poemarios importantes de poetas fallecidos: Juan Antonio Corretjer (item bi 93014399) y Luis Palés Matos (item bi 93014390). Por otro lado, el Instituto de Cultura Puertorriqueña publica la obra poética de Clemente Soto Vélez (item bi 93014462), al igual que - sorprendentemente - una antología poética de Iván Silén (item bi 93014415). En Madrid, Emilio de Armas publica una antología de la poesía de Lezama Lima (item bi 93014438).

Con excepción del estudio de Vicenta Caamaño de Fernández (item bi 93014452), que trabaja el tema del negro en la poesía dominicana, la mayoría de la crítica publicada se vuelca hacia la recopilación de ensayos/entrevistas sobre el trabajo de un autor. Cabe señalar el trabajo sobre Eliseo Diego a cargo de Enrique Saínz (item bi 93014454), las conversaciones con Clemente Soto Vélez de Marithelma Costa y Alvin Joaquín Figueroa (item bi 92019416), y la recopilación de ensayos de Pedro Simón sobre Dulce María Loynaz (item bi 93014442).

Dos artículos abordan la problemática racial y genérico-sexual: Anne Marie Bankay estudia la dinámica mujer-raza entre las poetas contemporáneas dominicanas (item bi 93017744), mientras que Claudette Rose Green-Williams estudia la construcción de la mulata sensual entre los poetas del Caribe (item bi 93017741). Yara González-Monte propone un acercamiento a la poesía cubana escrita en los Estados Unidos (item bi 93009136).

El Premio Juan Rulfo de 1993 fue otorgado al cubano Eliseo Diego en la Casa Universitaria de Guadalajara, México, donde tuvo lugar la presentación de su obra Libro de quizá y de quién sabe. Desgraciadamente, Eliseo Diego falleció poco tiempo después, a comienzos de 1994. En el verano de 1993 falleció el puertorriqueño Clemente Soto Vélez. Ambas pérdidas han ensombrecido no sólo el panorama poético nacional sino el del continente.

Además de las editoriales cubanas que tradicionalmente han favorecido el quehacer poético, debe mencionarse la labor de difusión que han realizado en Puerto Rico la Revista del Institudo de Cultura Puertorriqueña y la editorial Mairena. En la República Dominicana merecen reconocimiento la revista Cuadernos de Poética y la Editorial Taller. En los Estados Unidos, aunque no dedicados únicamente a la crítica de la poesía caribeña, cabe señalar la reciente aparición de la revista Afro-Hispanic Review. [FC]

COLOMBIA Y VENEZUELA

Hasta el momento, la década del 90 se ha caracterizado por una necesidad de valoración crítica, en parte por las nuevas generaciones, de la obra de los poetas precedentes. En Colombia se renuevan los análisis y lecturas de los poetas de "Piedra y Cielo" (item bi 93000927) y "Mito" y el nadaísmo (item bi 93000931), y en Venezuela los del grupo "Viernes," los poetas del 50 y los de "Sardio" o "El Techo de la Ballena." En Colombia el homenaje nacional a Alvaro Mutis en 1993 al cumplir sus 70 años y en Venezuela los homenajes en la bienal "Mariano Picón Salas" a los poetas Juan Sánchez Peláez, Juan Liscano y Juan Calzadilla, entre otros, confirman esta tendencia.

Debe destacarse en Colombia el Festival Internacional de Poesía que en Medellín vienen realizando los editores de la revista Prometeo. La Casa Silva en Bogotá y la Biblioteca Luis Angel Arango continúan siendo las dos instituciones líderes en cuanto al movimiento poético desde Bogotá. En la labor de difusión poética es importante mencionar en Colombia a Juan M. Roca desde el Magazin dominical del Espectador de Bogotá y a Santiago Mutis y su revista Gradiva.

En Venezuela la nota triste es la muerte del gran poeta Vicente Gerbasi (1913-93). Integrante del grupo "Viernes," Gerbasi no sólo fue un innovador dentro de la poesía venezolana de su época sino un activista poético desde sus cargos como diplomático y editor de la Revista Nacional de Cultura.

La Casa de Poesía de la Fundación Rómulo Gallegos, que dirige el poeta Santos López, continúa otorgando el premio "J.A. Pérez Bonalde." En los años recientes han sido premiados los poetas Rafael Cadenas y Enrique Molina. La editorial "Pequeña Venecia" prosigue su magnífica labor de difusión de la poesía venezolana y continental. Este año los editores fueron galardonados por el gobierno nacional como el mejor esfuerzo editorial del país. En la poesía femenina venezolana se destaca la labor de Yolanda Pantin (item bi 93000916), Blanca Strepponi (item bi 93000893) y Alicia Torres (item bi 93000929). [AR]

BOLIVIA Y ECUADOR

En Bolivia, el panorama de la poesía de los últimos años ha registrado la regular aparición de volúmenes de autores consagrados y nuevos. Ha llamado la atención, sin embargo, los siguientes hechos: cierto intento de ofrecer una expresión poética propiamente nacional mediante publicaciones en las que sus autores tratan de recuperar voces, imágenes y conceptos de la propia tradición oral y regional, como es el caso de Suárez (item bi 92018002), Montaño (item bi 93012530) y Arduz (item bi 92017983). También se ha destacado el interés cada vez mayor por la obra del poeta recientemente fallecido Jaime Sáenz, de quien se ha publicado un volumen póstumo (item bi 93012470). No hay duda de la dimensión excepcional de este poeta boliviano no sólo en su país sino en el contexto de la poesía latinoamericana del siglo XX. El interés creciente que su obra ha ganado en su propio país se puede ver también en el homenaje poético que le rinden otros poetas bolivianos como Avila Echazú (item bi 92017974) y en el caso de jóvenes que desarrollan su estilo bajo la influencia de la obra de Sáenz (item bi 93012476). Otro hecho de los últimos años que se debe registrar, es la aparición de estudios sobre el género, particularmente del presente siglo, como el prólogo de Mitre (item bi 93012552) y el libro de Rivera-Rodas (item bi 92018003).

En Ecuador, entre publicaciones de autores consagrados como Carrera Andrade (item bi 92018005) o Adoum (item bi 93012507), aparecieron voces nuevas como la de Basantes (item bi 93012514). Por otra parte, la aparición de colecciones preparadas con la autoridad de especialistas (items bi 93012475, bi 93012525 y bi 93012526) demuestra el interés por incrementar las ediciones críticas, precedidas de estudios que ayudan a la comprensión de la poesía ecuatoriana por un público escolar y general. Esas ediciones abarcan la obra de autores individuales o períodos de la historia literaria nacional. Esta tarea tiene como efecto la revaloración y re-publicación de poetas ya conocidos. Del mismo modo, se apoyan la publicación de trabajos de investigación, como el caso de la poesía anónima de la provincia de Esmeraldas (item bi 92017975). Se puede añadir asimismo cierto interés por la difusión de la obra de autores regionales que no siempre llegan a las selecciones de la poesía oficial realizadas desde la ciudad capital. [ORR]

PERU

El fenómeno más interesante de la poesía peruana de estos últimos años es la activa presencia de las mujeres en un campo creador donde, durante varias décadas, la contribución femenina se reducía casi únicamente a la excelente Blanca Varela. Hoy esta figura aparece rodeada de poetas de diversas generaciones y tendencias, que han contribuido a dar un nuevo perfil a la poesía peruana. Las que aquí se registran - M. Alvarez (item bi 93006588), A.M. Gazzolo (item bi 93006555) y G. Pollarolo (item bi 93006581) - representan sólo una pequeña muestra del conjunto total. Su presencia está, por cierto, asociada a la difusión de las ideas y propuestas del feminismo, pero no se agota en ellas, pues algunas voces femeninas (Ana María Gazzolo, por ejemplo) prefieren mantenerse al margen y dejarse oir sin un soporte teórico reconocible.

Hay dos aspectos que atender en el fenómeno: uno sociológico, que es el de la ruptura de ciertos hábitos intelectuales tradicionales que no hacían fácil ni orgánico el trabajo poético de las mujeres, salvo el más convencional y menos creador; el otro es el estrictamente estético, pues incorpora a la poesía una nueva sensibilidad. Esto permite ingresar al mundo privado de las mujeres y descubrir el modo concreto como perciben la realidad en la que están insertas e intentan conjurarla. Así, la poesía peruana ha enriquecido su temática y abierto otros cauces expresivos. La peculiar situación de la mujer dentro de la órbita doméstica, las nuevas exigencias que le plantea la vida moderna, su conciencia de ser autónomo en un contexto social donde no siempre lo fue, la orgullosa afirmación de su sexualidad y de su propia agresividad, son algunos de los motivos que ahora presentan las nuevas poetas peruanas.

Por cierto, el predominio de los poetas no ha desaparecido, gracias tanto a la presencia de ciertas figuras de prestigio establecido, como a creadores más jóvenes y en proceso de maduración. Se nota una tendencia a mantener la continuidad del proceso poético nacional sin las rupturas violentas y las tomas de posición extremadas de décadas anteriores, creando así un espacio en el que los diversos autores, grupos y generaciones pueden dialogar fructíferamente. Por lo menos, dos de ellos, Belli (item bi 93006558) y Martos (items bi 93006556 y bi 93006575), han publicado nuevos e importantes libros, mientras Ruiz Rosas (item bi 94014614) y Cisneros (item bi 93006584) han hecho recopilaciones de su obra poética. En cuanto a trabajos críticos dedicados a género, el último libro de James Higgins sobre Vallejo (item bi 93006559) y el repertorio de Américo Ferrari sobre poetas del siglo XX (item bi 93006580) pueden mencionarse entre lo más destacado. [JMO]

CHILE

Destacan en el período cinco poemarios: sobresaliente es Balance de blanco en el ángel triste de Durero, primer libro de Lila Calderón (item bi 94013998). Original también es el mundo de Luis Correa Díaz en sus dos publicaciones: Bajo la pequeña música de su pie y Rosario de actos de habla (items bi 92017656 y bi 94014193). Sentado en la cuneta, de Claudio Bertoni es un irreverente ubi sunt de una época de adolescencia (item bi 92017800). Belinda Zubicueta, prisionera política en Chile, expresa en Ardiendo piedras ansias de libertad en términos de lo erótico (item bi 94001423).

Entre las nuevas ediciones y reediciones deben señalarse Tratado de sortilegios de Oscar Hahn (item bi 94001456), que reagrupa aquí su obra en un orden nuevo, al parecer definitivo, y tres libros de Gonzalo Rojas: Cinco visiones (item bi 94014297), Antología de aire (item bi 94014296) y Contra la muerte (item bi 94001452), importante reedición de una obra fundamental del autor. De Pedro Lastra aparecieron la primera publicación chilena de Noticias del extranjero (item bi 94001434) y la edición de una breve antología bilingüe: Travel Notes (item bi 94014210).

En el ámbito de lo biográfico se publicaron dos libro excelentes: la cuarta edición de Neruda de V. Teitelboim (item bi 92017775) y El amigo piedra: autobiografía de Pablo de Rokha (item bi 92017767). Estudios críticos de relieve sobre dos figuras capitales de la poesía chilena son: La poesía de Gonzalo Rojas de Hilda R. May (item bi 94014600); El espejo trizado, de Jacobo Sefamí (item bi 94001449), también dedicado al estudio de G. Rojas; y Pablo de Rokha: una escritura en movimiento, de Naín Nómez (item bi 92017763), sin duda lo mejor que se ha escrito sobre este discutido poeta. En el campo de las "conversaciones" y "entrevistas" son aportes fundamentales Conversaciones con Nicanor Parra de Leónidas Morales (item bi 94014601) y Conversaciones con la poesía chilena de J.A. Piña (item bi 94013993).

La poesía chilena queda disminuida con el fallecimiento de dos de sus figuras principales, ambos Premios Nacionales de Literatura: Eduardo Anguita murió en agosto y Humberto Díaz Casanueva en nov. de 1992. [LE]

ARGENTINA, URUGUAY Y PARAGUAY

El balance de la producción poética argentina es altamente positivo. Se destacan las reediciones, nuevos poemarios, selecciones antológicas y ensayos críticos de y sobre varios autores cuya trayectoria comienza alrededor de la década del 60. De particular interés resultan la edición de la Obra completa de Alejandra Pizarnik (item bi 93006965), los poemarios de Juana Bignozzi (items bi 93002371 y bi 93002365) y el nuevo libro de Enrique Molina (item bi 93020649).

La obra y la vida de Alfonsina Storni ha sido objeto de varios trabajos, casi todos desde una perspectiva feminista que destaca las diversas formas de marginalidad que la escritora representa (como mujer, como madre soltera, como inmigrante, como poetisa): los aportes de Gwen Kirkpatrick (item bi 92013790) y de Marta Morello-Frosch (item bi 92013786) son muy significativos.

En la joven poesía argentina predomina la tendencia neorromántica con escasos referentes políticos. El sujeto lírico, consciente de sus limitaciones, impone a menudo un tono desesperanzado y en muchos casos irónico a sus poemas. La ciudad sigue siendo el espacio privilegiado de esta poesía.

La actividad poética paraguaya de este período fue escasa, pero interesa mencionar el nuevo poemario de Susy Delgado (item bi 92012669) y las ediciones antológicas a cargo de Miguel Angel Fernández y Renée Ferrer de Arréllaga (item bi 93020650) y de Ricardo Rolón (item bi 92012635).

Lo más relevante de la poesía uruguaya de estos años sigue siendo el aporte de jóvenes poetas, la mayoría de los cuales ha encontrado un espacio editorial propicio a través de Ediciones de Uno y Vintén Editor. La capacidad creativa de estos escritores se ve tanto en su producción poética como en la organización de encuentro y festivales de poesía: desde el 30 de oct. al 8 de nov. de 1993 se llevó a cabo el Primer Festival Hispanoamericano de Poesía dirigido por los poetas Luis Bravo, Silvia Guerra y Laura Haiek, con la ayuda de la Intendencia de Montevideo y de Ediciones de Uno, y al cual concurrieron más de cien poetas hispanoamericanos, españoles, estadounidenses y suecos. Voces prometedoras de esta poesía son las de Sabela Tezanos (item bi 93020665), Carlos E. Brandi (item bi 92012650) y Eduardo Roland y Diana Correa (item bi 89003631).

Notas resaltantes del período son la edición de la Obra completa de Humberto Megget (item bi 93020635) y la publicación, largamente anticipada, del primer poemario de Fernando Pereda, Pruebas al canto (item bi 94014268); el poeta, cuya poesía giró obsesivamente en torno al tema de la muerte, falleció en mayo de 1994. [LU]


Go to the:


Begin a Basic Search | Begin an Expert Search

[ HLAS Online Home Page | Search HLAS Online | Help | FAQ | Comments ]


Library of Congress
Comments: Ask a Librarian (12/27/04)